César Rincón Torero entrevistado por Rosi Fernández

 

César Rincón Torero entrevistado por Rosi Fernández

UN TORERO QUE HIZO HISTORIA, ABRIO LA PUERTA GRANDE DE LAS VENTAS EN CUATRO OCASIONES EN LA MISMA TEMPORADA
Larga trayectoria la suya, muchos éxitos, puertas grandes, cornadas… pero sobre todo un sueño cumplido, ser figura del toreo. Hablamos con el maestro Cesar Rincón.
Buenas tardes maestro
Buenas tardes
Como decíamos se celebran los 30 años de un hecho histórico, las cuatro salidas a hombros por la puerta grande de Las Ventas en una misma temporada.
La primera de esas tardes la del 21 de Mayo de 1991, tarde importante que cambió su rumbo y su vida. A partir de ahí, otras tres salidas a hombros en la misma temporada. Algo histórico en el toreo.

¿Cómo lo recuerda pasado ya estos largos años?

Bueno el tiempo es el que hace historia y hace camino al andar, realmente siempre lo recordaré, esa fecha de mayo de 1991 me cambió la vida totalmente y mi carrera taurina. Uno siempre sueña con triunfar, todos los toreros cuándo empezamos siempre tenemos la ilusión de llegar a tomar la alternativa como torero.

Luego uno se va fijando metas a lo largo de la vida como es lógico y va intentando alcanzarlas y lógicamente una de ellas era triunfar en Madrid, poder llegar y sobre todo estar anunciado en un San Isidro, eso era de los retos más importantes.

Ya habían pasado casi 10 años desde que había tomado la alternativa en la plaza de Santa María de Bogotá, en esos 10 años que transcurrieron me pasaron muchas cosas, en cierta forma veía otros espejos, veía por un lado cosas maravillosas y por otro lado las durezas, y uno tiene muchas cosas en las que trabajar, trabajar y trabajar.

Creó que fue una recompensa de un largo trabajo, entrega y esfuerzo dedicado solamente a mí profesión.

Hemos hablado del 21 de mayo, pero hay más tardes en esa misma temporada que usted sale por la puerta grande de Las Ventas de Madrid, es el sueño de muchos matadores.

¿cómo nos puede resumir esas vivencias en su propia carne? Fue la más importante la primera, pero y las demás?

Son todas muy diferentes, todas las tardes tienen un porque, pero lógicamente sino existe la del 21 de mayo el 22 de mayo nunca hubiese existido. Al día siguiente se tuvo que tomar esa determinación de ir a esa sustitución sí o no.

Y son cosas de la vida, o lo tomas o lo dejas. Si seguramente yo en aquel momento hubiese desistido pues no hubiese pasado seguramente lo que paso en mi carrera .No hubiese triunfado y no sabemos qué hubiese pasado.

En aquel momento era clave tomar una determinación y se tomó. Lo hicimos y afortunadamente salió bien. Sufriendo antes comentarios de aficionados a mí apoderado diciendo que estábamos locos, él era el que marcaba la pauta de mi carrera, yo prácticamente desconocía todo y me deje aconsejar.

El veía que estaba en buen momento de mi carrera, muy cuajado, muy maduro como persona y como torero y sabía que había que apostar. El día 22 no podía ser menor porque era alternar con una grandiosa figura como era Espartaco y Ruiz Miguel y había que ir,….. Como íbamos a dejar esa oportunidad de torear con esas figuras.

Sobre todo porque cuando uno triunfa la primera tarde los carteles que me había hecho Don Luís que teníamos 30 corridas de toros aseguradas con Manolo Chopera, seguramente los carteles no eran de figuras del toreo y no eran con ganaderías importantes, en fin,… pero luego la vida da muchas vueltas y ese día pues hubo que decir que si, se dijo que si, y que maravilla torear esa sustitución y salir ese último toro de Murteira Grave que le corte las dos orejas.

Entonces digamos que empiezas a soñar, dos veces salir por la puerta grande.

Fue una revolución lógicamente de toda la prensa en todos los lados, no solamente en España si no en Colombia, en Perú, México, Ecuador, Venezuela. Hombre yo de la nada…ser figura del toreo es algo maravilloso.

Y después de todo eso llega la tercera tarde, mano a mano con un gran amigo y gran rival José Ortega Cano que lo conocía de Colombia. Llegar ese año de la nada, alternar con esas figuras y ganar 16 millones de pesetas de aquel entonces eso era mucha plata para mí, digo para mí porque cuando uno lo trasladaba a pesos colombianos era muchísima plata.

Entonces claro, eso a uno …..Yo empecé muy joven, no tenía apenas nada, son cosas que te dan alicientes en la vida. En ese momento estaba viviendo un sueño. Fue emocionante.
Y quedaba la cuarta…..
Si, y antes de nada hay algo importante que quiero destacar, que todo eso fue posible gracias a la gestión de unos grandes profesionales, la familia Lozano.

El señor Don José Luis Lozano junto con mi apoderado hace que toree esa tarde de la Feria de Otoño sabiendo que es Madrid pero que en la feria de otoño no se tiene tanta responsabilidad. No era normal que una figura del toreo después de haber triunfado en San Isidro fuera a la feria de otoño. No era algo habitual.

Por eso quiero decir que ahí está la magia de unos taurinos excelentes junto con mi apoderado, que me plantean torear con José María Manzanares .

Para mi alternar con el maestro era tremendamente importante y era un lujo. También era la Confirmación de Alternativa de David “Luguillano” que toreaba muy bien, para mi gusto fue una de las tardes que mejor toreo y que si llega a matar el toro se lleva las dos orejas del de Sepulveda, lo que pasa que lo pincho.

De esa tarde me acuerdo de un quite por chicuelinas que le hizo el maestro a ese toro y yo dije… madre mía aquí estos dos señores me dan un repaso.

De ahí saco el amor propio y el deseo de triunfar y volví a abrir la puerta grande. Pensar uno cuatro veces por la puerta grande… no ha pasado en la historia….. Recordar y hablar de esto 30 años después pues para mí es muy bonito.

Se me ponen los pelos de punta en este momento de hablar y de pensar que uffff… Es que eso que hice no es fácil, uno no piensa, venga, vaya y hágalo, no es así. No es uno más uno son dos. Uno no puede programar mira voy a anunciar cuatro veces consecutivas en Madrid a ver si rompo ese triunfo de Cesar Rincón en Madrid, eso es muy difícil, jajaja. Y hemos visto que muchos toreros han estado anunciados en cuatro tardes y no ha podido ser.

Por eso digo que es un milagro. La Tauromaquia en general es un milagro aunque la hayas estudiado mucho…el lograr cosas en la vida, no es tan fácil.

Y si tuviese que quedarse por sentimiento una de esas cuatro tardes de aquella temporada histórica? ¿Con cuál se quedaría?

Esas tardes son un sueño pero yo creo que después de la primera la última tiene un sello especial, esa tarde tuve un toro extraordinario, Alentejo, de Joao Moura, extraordinario, fue un toro difícil, ya había cortado una oreja y tuve que apostar para poder cortar otra. Creo que esa tarde, aunque las tres fueron especiales, ésa tarde fue la guinda.

Hemos empezado saliendo por la puerta grande al comienzo de esta entrevista. Pero vamos a recordar también sus inicios. Como llego a ser torero y más tarde figura e historia de la tauromaquia. Sabemos que es nacido en Bogotá (Colombia) hijo de familia humilde.

puerta-grande-de-rincón

¿Cómo recuerda su niñez y como llego a querer ser torero?

Mi niñez como usted acaba de mencionar pues muy muy muy humilde realmente muy humilde, lo que pasa que vivimos en unas épocas en las cuales seguramente no se ve, pero, nacimos en una familia digo nacimos porque yo soy el menor de 5 hermanos y lógicamente nos criamos en una familia muy humilde donde vivíamos en un alquiler de una vivienda que asimismo se compartía con otras familias ,la cocina, donde se hacia la colada , se lavaba la ropa en un lavadero donde estaban todas las señoras lavando y así compartíamos cómo le contaba la habitación que estábamos los cinco hermanos juntos con papá y mamá y ahí nace el sueño de ser torero, fundamentalmente empieza por los juegos.

Uno empieza jugando con el toro y luego ya pues se convierte en tu profesión no?
¿Alguna vez con esos juegos pensó o soñó en alcanzar todo y cada uno de los momentos que ha vivido en el mundo del toro?

Sisiiii yo creo que todos soñamos siempre en futuro no?
Cuando uno está de niño yo le digo que mi sueño no era ese, la verdad es que yo de niño cuando empezaba a jugar…no tenía esa ilusión. Me gustaba torear y….pero uno no alcanza a vislumbrar lo que será. Ya cuando uno empieza esa juventud y esa madurez, digamos la adolescencia ya uno va encaminando su ruta y más cuando yo llegue a España en el año 81. Llegué a la casa de la familia Lozano.

Fundamentalmente vivía entre un hostal muy humilde en la calle Silva y la finca de Los Lozano, en Alcurrucen, y allí entrene con Manuel y con Fernando Lozano mucho tiempo y aprendí lógicamente la profesión con el maestro Palomo Linares y como no, y lo quiero resaltar con mayúsculas con Don Pablo Lozano.

Allí aprendí mucho y sobre todo empieza uno a ver muchas cosas de la vida y es cuando uno empieza a soñar en cosas más sólidas y más difíciles.
Torero clásico con mucho valor, con mucho amor propio.

Daba todo en la plaza. ¿Se fijaba o admiraba a algún compañero? ¿Tenía pique con alguno?

Yo he admirado profundamente y lo seguiré admirando toda la vida, a un hombre al cual muchos lo criticaron, muchos veían que era un torero que seguramente no era ortodoxo en su forma de torear pero sus ganas y su tesón y su forma de entrega a mí me cautivo, y es Manuel Benítez el Cordobés.

Yo creo que no lo vi torear, solamente me acuerdo de un festival en Madrid. Me acuerdo de muy niño haberlo visto torear en Bogotá, pero si vi una historia que está ahí. Y a mí eso…creo que es algo bonito, algo maravilloso porque sé que torear bien es muy difícil, pero cuando uno se entrega y uno entrega la vida, cuando uno no deja nada como usted acaba de decir hace un momento pues prevalecen muchas cosas.

La profesión luego se va aprendiendo pero hay cosas en la vida que están ahí y que cuando uno ama y uno entrega todo pues creo que es algo que también la gente lo capta y eso ha sido clave en mi carrera.

Y lógicamente, de rivalidad tuve mucha rivalidad durante toda mi carrera, con muchos toreros ,muchos,, muchos, muchos. Mi mayor rivalidad empezó en Colombia pues lógicamente yo empiezo joven y las grandes figuras del toreo te llevan 15 o 20 años por delante.

En mi caso llega la máxima figura Pepe Cáceres, pero estaba El Cali, Jorge Reja, Jairo Antonio y ellos llevaban 15 años por delante. Esos eran mis rivales, eran mi punto de vista a combatir a decir….yo quiero llegar a donde ellos. Y luego alternar con ellos y ganarles la pelea.

Digamos entre comillas si se quiere llamar pelea. Esa lucha continua que tenía con los rivales que uno tiene al lado. Y luego llegó aquí a España y me pasaba lo mismo. Aunque yo ya había triunfado y rivalizaba con todas las figuras cuando iban a Colombia pues cuando llegue a España yo también lo hice.

Yo creo que todos toreros hemos tenido en cada momento, hemos tenido rivalidad. Creo que cada torero en su momento nunca nos hemos querido dejar de ganar la pelea del otro no? Siempre queremos el triunfo. En eso somos muy egoístas.
Eso está bien, jajaja

Rincón-con-la-espada
Hemos hablado de España, cuando y porque vino a España?

Bueno, vengo a España por la ilusión que no cabe duda que España la madre patria es la que nos enseña todo, desde el descubrimiento de Cristóbal Colón y nos deja una huella imborrable para todos nosotros, en Colombia, un conquistador que no solamente nos trajo la lengua maravillosa qué es el español, nos dejó lógicamente una historia bonita, la Iglesia y lógicamente para nosotros La Tauromaquia.

Entonces empiezo a ver los toros y toreros en Colombia cuando era niño y yo,.. La ilusión de todo torero es llegar a triunfar a España.

Es venir a triunfar y a hacerse persona. Yo llegue a España con 15 años prácticamente y aquí me forme y me hice torero, me hice persona también porque uno madura también con la vida. Yo siempre digo que no fui a una universidad, pero me hice formar en la Universidad de la vida y eso me ha dado muchísimas cosas maravillosas.

La alternativa también fue importante en su trayectoria profesional, como padrino el maestro Antoñete y Don José María Manzanares (Padre) como testigo.

¿Cómo recuerda ese momento?

Lo primero al maestro Manzanares yo le admiraba mucho porque él durante muchos años estuvo toreando en Colombia. El maestro Antoñete en aquella época no incursiono mucho en Colombia aunque en Venezuela, sí. Aun así la historia del maestro era impresionante.

Teníamos más referencias del maestro José María Manzanares. Cuando yo me vi anunciado en ese cartel pues lógicamente no me lo creía.

Porque en el año anterior que yo no estaba en España que había toreado unas Novilladas el sueño de todos nosotros o cualquier persona que quiera ser torero es tomar la alternativa en España en una plaza importante con dos toreros, con dos figuras.

Y cuando a mí me hablaron de que tenía que tomar la Alternativa en España en algún pueblo con dos toreros que seguramente no tenían nombre pues le da a uno tristeza no? Porqué era una realidad, yo toree 15 Novilladas picadas para tomar la Alternativa seguidamente.

Costaba muchísimo dinero y no lo había. Yo tenía una deuda grandiosa con una persona que me ayudo y no podía apostar más dinero y lógicamente cada uno es libre hasta donde llega no? Y entonces me propusieron que tomará Alternativa en Bogotá y es una de las cosas…que como va a decir uno que no.

Todo lo contrario, das gracias, y lógicamente cuando uno se ve en esa Alternativa de lujo pues se te queda la cara como se dice…De felicidad y solo me queda dar gracias a la familia Lozano porque ellos eran en aquel momento empresarios de La plaza Santa María de Bogotá.

Confirmación en México, en Madrid…poco a poco se hacía un hueco en el mundo del toreo. Entendía enseguida a los toros,.. Cómo se hace? Existe alguna regla o truco para conseguirlo? Porqué creo que usted lo hacía fácil. O así parecía.

Jajaja, No, no no ..Seguramente parecía fácil. No hay una regla de tres, no existe como tal una regla de tres. Se suele decir que el toro siempre tiene la misma edad y el torero un año más.

El toro cada vez que sale es un animal diferente. Aunque uno haya entrenado mucho, aunque uno haya estudiado mucho la profesión cuando sale el toro se tiene que volver a empezar ese estudio y lógicamente analizar todos los movimientos que hace el toro en tan corto tiempo.

Yo creo que hay algo muy importante en ese sentido y que el torero tiene que tener mucha capacidad, muchas ganas y mucho deseo para intentar resolverle o captarle todas las bondades que te da el toro o puedes sacarle en ese momento.

Cuando somos capaces de eso, conseguimos el objetivo de todos los toreros que es triunfar. Y si yo triunfo y soy capaz de entenderme con el toro triunfamos los dos.

Es un dialogo entre toro y torero en muy corto muy corto muy corto tiempo. A veces pienso que las faenas tendrían que ser algunas veces algo más largas, pero también entiendo que si fuesen más largas el espectáculo duraría mucho más tiempo y al durar mucho más tiempo pues a veces, suele ser….cuando es muy bueno se hace corto pero cuando la faena no tiene un sentido o no hay una armonía es lo más horroroso del mundo también.

Ha dicho en alguna ocasión que la profesión de torero es mágica. Puede describirnos y el porqué de esa palabra?

Pues es que eso es una magia ,digo magia por qué ver un toro que vaya detrás de un trapo rojo o de otro color y que vaya donde uno quiere, eso es algo mágico, es algo tan bonito… que eso es gracias indudablemente al trabajo arduo de selección de los ganaderos, pero es que uno más uno no siempre dos.

Entra una genética, una cantidad de cosas, es algo dificilísimo y lógicamente hacer el toreo y que uno pueda armonizar lo que está haciendo con este animal, lo que yo estoy interpretando y trasladarse al público y que el público capte lo que yo estoy haciendo pues son una cantidad de cosas que tienen que suceder en un momento que tiene que ser algo mágico.

No es fácil conjugar tantas cosas al mismo tiempo, sobre todo porque insisto, al toro de lidia lo vemos los 15 o 20 minutos desde que sale, no lo hemos visto nunca más, y si lo hemos visto en el campo, en el campo nunca expresa nada de lo que luego va hacer en el ruedo.

Ese animal no es un caballo, tú a un caballo lo montas y lo montas y lo montas y lo vas domando a tu forma, lo frenas cuando tú quieres, le das a galopar o le das a trotar para un lado, para otro y eso a base de tiempo y de montarlo ese animal se acostumbra al jinete, el toro no.

El toro es algo tan bonito, tan maravilloso al mismo tiempo que a mí me llena de un orgullo impresionante el ser torero y haberlo sido y haber triunfado.

Es lo más bonito que me ha podido pasar en la vida.
Después de hacer un repaso un tanto rápido de estos 30 años de su trayectoria profesional ya histórica, por las salidas por la puerta grande de Las Ventas en 4 ocasiones en la misma temporada. Después de la magia del toreo, del arte, repasando estos maravillosos años, también ha vivido momentos trágicos y cruciales en su carrera profesional.

capote-de-Rincón

Tuvo una cogida muy grave en Palmira en el año 1990, donde le tuvieron que operar tres veces, le hicieron transfusiones de sangre…. 2 años más tarde tuvo unas consecuencias impensables y un tanto dramáticas, puesto que después de triunfar, de ser figura, le dieron la noticia de que tenía Hepatitis C, los médicos le dijeron que dejara de torear, pero usted siguió y además no dijo nada de aquello. Pero al tiempo tuvo que parar obligatoriamente por salud. Como vivió aquello ?

Si, la cornada de Palmira fue muy dura, muy fuerte. La mayoría de cornadas que yo tuve fueron a entrar a matar, mi estatura no me ayudaba mucho y yo siempre iba muy recto y tuve muchos percances al entrar a matar. Hay algo que quiero destacar y es que cuando yo toreaba un toro bien intentaba que nunca se me fuese, no era a ver si lo mato, había que matarlo y viniese lo que viniese.

Y por eso seguramente he tenido esas cornadas tan graves no? Lógicamente esa de Palmira fue muy fuerte, estuve muy muy enfermo, como le digo, cuando a uno le parten la arteria femoral y la safena y eso es un chorro de sangre como hemos visto en muchísimas ocasiones a otros toreros….. Tuvimos la suerte de tener a nuestro lado siempre, en el callejón a esas manos benditas que son los médicos. Esas manos que nos han salvado la vida y que afortunadamente en Palmira sí estuvieron ahí en el momento que me pudieron llevar al hospital inmediatamente porque la enfermería de la plaza no estaba en condiciones de atender una cornada tan grave.

Y afortunadamente llegué al hospital de Palmira y allí me atendieron y me salvaron la vida. Lógicamente hubo transfusiones de sangre….Pero no había oportunidad de analizar la sangre que me estaban donando porque fueron muchos los litros que necesite y bueno. ..en esos momentos había que hacer lo que fuera. Y enhorabuena, siempre daré las gracias a toda la gente que tuvo esa bondad de arrimarse al hospital a donar sangre y me salvaron la vida.

Dos años después de la cornada de Palmira, empecé a sentir un agotamiento muy fuerte comparado con otros compañeros que toreaban los mismos festejos que yo, y a mí me costaba levantarme, yo termina de torear y necesitaba la cama y descansar. Muchos días no podíamos salir de viaje porque no era capaz de continuar el viaje para el otro día. Entonces fui a hacerme un análisis, comenté los problemas que tenía porque no era normal y vieron que tenía la Hepatitis C. Mala pata pero es una anécdota que he pasado página y que fue muy duro porque esa enfermedad no estaba estudiada en aquel momento y tuve unas consecuencias muy duras, muy adversas porque los médicos me decían que si no me trataba en determinado momento, el hígado se tenía que trasplantar y eso era muy difícil y muy delicado.

Yo particularmente hice caso omiso a ello hasta que llegó el límite que ya no podía físicamente. Yo estaba muy cansado, muy agotado y tuve que retirarme del toreo 3 años porque tenía que comenzar un tratamiento muy fuerte que era la quimioterapia prácticamente, la ribabirina el interferón … tenían unos efectos secundarios tremendamente durísimos y esos fueron momentos angustiosos en los cuales tuve que dejar de torear.

Entonces yo creo que fue una cornada que se convirtió en otra. Pero….bendita sea.
¿En ese momento pensó que ya nunca volvería a torear?¿ perdió la esperanza de volver a vestirse de luces?

Esa fue la tristeza más grande que tuve porque los efectos secundarios del tratamiento eran tan fuertes que una de las cosas es que me deprimía muchísimo y eso hizo que yo sintiera que realmente nunca me iba a volver a poner el traje de luces. Por experiencias de otros ves que unos se han recuperado y otros que no, entonces entra la duda si uno realmente podrá.

Y además en mitad del tratamiento los médicos me decían que no estaba funcionando bien, yo quise intentarlo y luche mucho, por intentar que el tratamiento me sirviera, fui muy perseverante, entonces yo creo que en algún momento pensé que se acababa todo y lloraba mucho porque pensaba que después de tanta lucha para llegar a ser figura del toreo pues que la enfermedad me iba a arrebatar de disfrutar lo que yo había conseguido y soñado.

Uno en ese momento echa la mirada atrás,… de donde salí, a donde había llegado y que me lo arrebata la enfermedad.

Fue muy duro, muy duro. Esos momentos fueron los momentos más duros que recuerdo, las cornadas no han sido tan duras, quitando la de Palmira, tuve muchos percances y ninguno fue tan duro como esto. Fueron momentos muy duros en mi vida.
Pero como dicen, los toreros son de otra raza y claro que volvió a torear. Todavía hubo otras puertas grandes para sumar y una carrera de éxitos. Tras varios años se retira en España con un triunfo épico en Sevilla en el 2007 y en el 2008 definitivamente en Bogotá.

pasión-toros

¿Cómo y porqué de esa decisión?

Si, volví a torear y fui enormemente feliz. Y realmente cuando tome la determinación de dejar mi traje de luces, fue pensando en que ya, yo ya lo había conseguido todo en mi vida, después de la enfermedad, volver nuevamente y empezar a triunfar en Sevilla, en Madrid, volver otra vez a ponerme en figura del toreo, eso me lleno muchísimo, y ya cuando consolide nuevamente, y salgo por mi sexta puerta grande en Madrid es lo que más disfrute.

Esa tarde en Madrid me sentí el hombre más feliz del mundo. Y ya uno dice…ya lo he conseguido todo. Uno llega a la cima de la montaña.

Y ya después lo que viene,… es el descenso, no hay otra palabra. Es mejor que te extrañen, que te digan cuando te vas. Una de las anécdotas más bonitas que puedo contar es cuando toree con José Tomás y Serafín Marín en Barcelona y corte tres orejas.

Despedirse uno así…es muy bonito, recuerdo esa plaza repleta, llena de pañuelos, de banderas de todo el mundo y terminar mi carrera en Bogotá con un torero que había sido mi rival, con toros de mi ganadería, los dos toreros a hombros.. todo eso era un sueño, salió todo bordado, el día de mi despedida fue maravilloso.

Como se ha dicho en la entrevista, larga carrera e historia del toreo, triunfos…pero también algún fracaso?¿Cómo se vive el Sol y La Sombra?¿Y cómo se gestiona cada una?

Jajajaja, a mí me invitaron una vez a unas charlas de motivación y así se llamaban, sol y sombras. Yo creo que la vida es así de bonita, no se tiene que quitar nada en la vida, es la magia pero también tiene que haber sus derrotas, tiene que haber momentos amargos para saber que es la felicidad.

Yo me siento un hombre feliz porque viví momentos muy duros en mi vida pero afortunadamente vi la otra cara de la moneda, el trabajo y sacrificio que tuvo su recompensa.

Después de repasar su vida nos vamos a la actualidad que estamos atravesando ahora, que no es tan bonita. ¿Cómo ve la actualidad, la tauromaquia y como nó, su sensación como ganadero?

Estamos viviendo unos momentos muy muy duros que cuando yo empiezo a ser torero no los viví indudablemente. A mí me llena de emoción que haya muchachos que quieran ser toreros en este momento, les admiro, porque estamos pasando unos momentos muy duros en la tauromaquia que ojala podamos darle la vuelta entre todos, contraatacar a esa fábrica animalista que nos está atacando y es muy difícil contrarrestar eso porque mueven una cantidad de dinero impresionante, pero creo que nuestras tradiciones y nuestra cultura la tienen que respetar.

Tenemos muchas cosas en contra, pero también sabemos que hay gente que le gusta la libertad, que le gusta indudablemente esas tradiciones. Y si nosotros somos capaces de trasladar a la juventud lo bonito del toro..

Comparado con otros animales… Los más animalistas somos los ganaderos que los cuidamos, atendemos en fincas grandes, con veterinarios y con mucho mimo al toro.

Nuestra forma de vida es la Tauromaquia y estamos orgullosos de ello. Y para los ganaderos ahora mismo son momentos complicadísimos para poder sobrevivir y tirar para adelante. Pero todo pasara y estamos en camino de poner fin a la pandemia, esperemos con esas vacunas…

2 Mano del toreo

¿Cree que esto como dicen es la puntilla de la Tauromaquia?

Pues mucha gente lo dice, yo aunque soy pesimista no lo quiero ser, tengo una contradicción en mi vida, pero entiendo que hay mucha gente joven como he dicho antes que quieren ser toreros y los admiro profundamente y admiro igualmente a la cantidad de jóvenes que son aficionados.

Y cuando uno ve la juventud, uno tiene que seguir luchando y ahí es una gran motivación para cuidar nuestro legado, nosotros somos los que tenemos la obligación de defenderlos a ellos y que lógicamente ellos armándose de valores éticos y morales puedan defender nuestra tauromaquia, tendremos que salir adelante. Estamos en una democracia y debemos tener respeto, bueno…lo tenemos que exigir.

La tauromaquia mejor o peor antes o ahora?¿Cambiaría algo?

Ha cambiado mucho, el toro cada vez es más permisible para mi gusto. Lo digo a la hora de embestir y gracias a la mano del hombre, a la selección de tantos años de como se ha ido depurando. El toro de hoy en día es más bravo pero así mismo es noble, y esa nobleza hace que sea más previsible todo.

La selección de la ganadería se hace con una masa importante y ahora se ha ido acortando y cuando la masa se pierde la selección se va.
¿Es más difícil ser torero o ganadero?
Yo creo que ganadero. Son cosas diferentes, pero es mucho más difícil.
¿Supersticioso?
Nunca fui supersticioso. Se vuelve uno supersticioso con el tiempo, a mí por ejemplo el numero 13 no lo quiero, si me toca me toca pero. ..No apuesto por qué un martes y trece, un toro numero 13 me pego un cornalón en Sevilla.Jajaja
¿El toro habla?
Yo creo que aunque no te hable si te cuenta cosas.
¿Cuántos toros ha lidiado en su carrera?
No tengo ni idea.
¿Dos toros importantes de su carrera?
Santanerito y Bastonito de Baltasar Iban.
¿Una ganadería?
Baltasar Iban.
¿Un día en su carrera que nunca olvidara?
El 21 de Mayo de 1991
¿Una plaza?
Las Ventas.
¿Un torero?
Muchos.
Una palabra que define a un torero
Torero.
Pues con esa bonita palaba cerramos esta entrevista con un maestro que ha hecho historia en la tauromaquia, en España y en su plaza…..Las Ventas.
Ha sido un auténtico placer. Muchísimas gracias TORERO.

Por Rosi Fernández.

Rosi-fernández

 

 

 

Paco Ramos

Torero en activo y experto en tauromaquia. Bloguero y apasionado del mundo del toro. Comparto mi experiencia como torero en el blog detorero.com y la tienda online trajesdeluces.com

Post relacionados